Runboard.com
You're welcome.
¡Súmate al Grupo de Foro Deep Purple en Facebook!





runboard.com       ¡Regístrate en el Foro!
Nickname: Password:

Páginas:  1  2 

 
jlescareno Profile
Live feed
Blog
Friends
Miscellaneous info

Administrador Púrpura

Registrado en: 12-2003
Mensajes: 11595
Replicar  Citar
Introducciones de Obras Literarias


Image

Este topico se me ocurrio como una manera de compartir una breve introduccion de algun libro favorito o de alguna obra literaria que nos parezca excelente.

La mayoria de las veces los primeros versos de algun libro es la clave para decidir envolvernos con su lectura o para desecharlo simplemente.

Sirva este topico tambien como una manera de "recomendar" alguna obra en especifica o referenciar a aquel que no este familiarizado con dicha obra.

Algo bueno habremos de descubrir en este topico. Animense a participar.

La unica Regla: Que sea el inicio de un Libro u Obra Literaria. No importa su genero.



Editado por jlescareno, 3/7/2009, 21:47
3/7/2009, 21:42 Link to this post Enviar Email   Enviar Mensaje
 
jlescareno Profile
Live feed
Blog
Friends
Miscellaneous info

Administrador Púrpura

Registrado en: 12-2003
Mensajes: 11595
Replicar  Citar
Re: Introducciones de Obras Literarias


"Antes, si mal no recuerdo, mi vida era un festín donde se abrían todos los corazones, donde todos los vinos corrían. Una noche, me senté a la Belleza en las rodillas. - Y la hallé amarga. - Y la insulté.

Me armé contra la justicia.
Me escapé. ¡Oh brujas, oh miseria, oh odio! ¡A vosotros se confió mi tesoro!

Logré que se desvaneciera en mi espíritu toda la esperanza humana. Contra toda alegría, para estrangularla, di el salto sin ruido del animal feroz.

Llamé a los verdugos para, mientras perecía, morder las culatas de sus fusiles. Llamé a las plagas para ahogarme en la arena, la sangre. La desgracia fue mi dios. Me tendí en el lodo. Me sequé al aire del crimen. Y le hice muy malas pasadas a la locura.

Y la primavera me trajo la horrorosa risa del idiota. Habiendo estado hace muy poco a punto de soltar el último ¡cuac!, se me ocurrió buscar la clave del festín antiguo, donde había tal vez de recobrar el apetito.
La caridad es la clave. - ¡Esta inspiración demuestra que soñé!

"Seguirás siendo hiena, etc.", exclama el demonio que me coronó de tan amables amapolas. "Gana la muerte con todos tus apetitos, y tu egoísmo y todos los pecados capitales." ¡Ah! Ya aguanté demasiado -

Pero, querido Satán, te lo suplico, ¡menos irritación en esos ojos! Y a la espera de las pocas y pequeñas cobardías que faltan, desprendo para vos, que amáis en el escritor la ausencia de facultades descriptivas o instructivas, unas cuantas páginas horrendas de mi libro de condenado...


"Una temporada en el infierno"

Autor: Arthur Rimbaud
escritor y poeta Frances



Editado por jlescareno, 3/7/2009, 21:55
3/7/2009, 21:45 Link to this post Enviar Email   Enviar Mensaje
 
the shed Profile
Live feed
Blog
Friends
Miscellaneous info

Highway Star

Registrado en: 05-2004
Mensajes: 14672
Replicar  Citar
Re: Introducciones de Obras Literarias


Interesante tópico, José Luis. Me gustó mucho ese comienzo del libro de Rimbaud.

Yo os dejo el comienzo de un libro que me marcó mucho en mi temprana juventud. Se trata de la obra "Los vagabundos del Dharma", de Jack Kerouac. Uno de los mayores exponentes de la generación beat, y cuya lectura os recomiendo a todos.
Pocos libros me han cautivado desde el principio como lo hizo este. Creo que fue uno de los libros culpables de mi adicción a la lectura, práctica que hasta ese instante poco menos que odiaba.
Es un verdadero canto a la aventura y a la libertad de espíritu.


Vagabundos del Dharma:

Saltando a un tren de mercancías que iba a Los Ángeles un mediodía de finales de septiembre de 1955, me instalé en un vagón, y tumbado con mi bolsa del ejército bajo la cabeza y las piernas cruzadas, contemplé las nubes mientras rodábamos hacia el norte, a Santa Bárbara. Era un tren de cercanías y yo planeaba dormir aquella noche en la playa de Santa Bárbara y a la mañana siguiente coger otro, de cercanías también, hasta San Luis Obispo, o si no el mercancías de primera clase directo a San Francisco, de las diecinueve horas. Cerca de Camarillo, donde Charlie Parker se había vuelto loco y recuperado la cordura, un viejo vagabundo delgado y bajo saltó a mi vagón cuando nos dirigíamos a una vía muerta para dejar paso a otro tren, y pareció sorprendido de verme. Se instaló en el otro extremo del vagón y se tumbó frente a mí, con la cabeza apoyada en su mísero hatillo, y no dijo nada. Al rato pitaron, después de que hubiera pasado el mercancías en dirección Este, dejando libre la vía principal, y nos incorporamos, porque el aire se había enfriado y la neblina se extendía desde la mar cubriendo los valles más templados de la costa. Ambos, el vagabundo y yo, tras infructuosos intentos por arrebujarnos con nuestra ropa sobre el hierro frío, nos levantamos y caminamos deprisa, y saltamos y movimos los brazos, cada uno en su extremo del vagón. Poco después enfilamos otra vía muerta en una estación muy pequeña y pensé que necesitaba un bocado y vino de Tokay para redondear la fría noche camino de Santa Bárbara.

-¿Podría echarle un vistazo a mi bolsa mientras bajo a conseguir una botella de vino?
-Pues claro.


Editado por the shed, 4/7/2009, 14:43


---
I see a Rainbow Rising...


3/7/2009, 22:20 Link to this post Enviar Email   Enviar Mensaje Blog
 
jlescareno Profile
Live feed
Blog
Friends
Miscellaneous info

Administrador Púrpura

Registrado en: 12-2003
Mensajes: 11595
Replicar  Citar
Re: Introducciones de Obras Literarias



Aqui pongo un "clasico" de los Betsellers, su introduccion tiene un buen "gancho" pues te atrapa desde sus primeras lineas. Una fabulosa novela historica/policiaca ambientada en la Edad Media:



-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-



En el principio era el Verbo y el Verbo era en Dios, y el Verbo era Dios. Esto era en el principio, en Dios, y el monje fiel debería repetir cada día con salmodiante humildad ese acontecimiento inmutable cuya verdad es la única que puede afirmarse con certeza incontrovertible. Pero videmus nunc per speculum et in aenigmate y la verdad, antes de manifestarse a cara descubierta, se muestra en fragmentos (¡ay, cuán ilegibles!), mezclada con el error de este mundo, de modo que debemos deletrear sus fieles signáculos incluso allí donde nos parecen oscuros y casi forjados por una voluntad totalmente orientada hacia el mal.

Ya al final de mi vida de pecador, mientras, canoso y decrépito como el mundo, espero el momento de perderme en el abismo sin fondo de la divinidad desierta y silenciosa, participando así de la luz inefable de las inteligencias angélicas, en esta celda del querido monasterio de Melk, donde aún me retiene mi cuerpo pesado y enfermo, me dispongo a dejar constancia sobre este pergamino de los hechos asombrosos y terribles que me fue dado presenciar en mi juventud, repitiendo verbatim cuanto vi y oí, y sin aventurar interpretación alguna, para dejar, en cierto modo, a los que vengan después (si es que antes no llega el Anticristo) signos de signos, sobre los que pueda ejercerse la plegaria del desciframiento...

"En el Nombre de la Rosa"

Autor: Humberto eco
Escritor y Filosofo Italiano




3/7/2009, 23:11 Link to this post Enviar Email   Enviar Mensaje
 
jlescareno Profile
Live feed
Blog
Friends
Miscellaneous info

Administrador Púrpura

Registrado en: 12-2003
Mensajes: 11595
Replicar  Citar
Re: Introducciones de Obras Literarias


Cita:

the shed escribió:

Interesante tópico, José Luis. Me gustó mucho ese comienzo del libro de Rimbaud.

Yo os dejo el comienzo de un libro que me marcó mucho en mi temprana juventud. Se trata de la obra "Los vagabundos del Dharma", de Jack Kerouac. Uno de los mayores exponentes de la generación beat, y cuya lectura os recomiendo a todos.
Pocos libros me han cautivado desde el principio como lo hizo este. Creo que fue uno de los libros culpables de mi adicción a la lectura, práctica que hasta ese instante poco menos que odiaba.
Es un verdadero canto a la aventura y a la libertad de espíritu.





Creo que tengo ese libro como e-book, vere si una oportunidad le puedo leer.

Saludos

 :d/2:
3/7/2009, 23:14 Link to this post Enviar Email   Enviar Mensaje
 
AlecJohn Profile
Live feed
Blog
Friends
Miscellaneous info

Soldier of Fortune

Registrado en: 11-2007
Mensajes: 1108
Replicar  Citar
Re: Introducciones de Obras Literarias


AINULINDALÈ
LA MUSICA DE LOS AINUR

En el principio estaba Eru, el único que en Arda es llamado Ilúvatar; y primero hizo a los ainur, los sagrados, que eran vástagos de su pensamiento, y estuvieron con él antes que se hiciera alguna otra cosa. Yles habló y les propuso temas de música; y cantaron ante él y él sintió complacido. Pero por mucho tiempo cada uno de ellos cantó solo, o junto con unos pocos, mientras el resto escuchaba; porque cada uno sólo entendia aquella parte de la mente de Ilúvatar de la que provenía él mismo, y eran lentos para comprender el canto de sus hermanos. Pero cada vez que escuchaban, alcanzaban una comprensión más profunda, y crecían en unisonancia y armonía.

Y sucedió que Ilúvatar convocó a todos los Ainur, y les comunicó un tema poderoso, descubriendo para ellos cosas todavía más grandes y más maravillosas que las reveladas hasta entonces; y la gloria del principio y el esplandor del final asombraron a los Ainur, de modo que se inclinaron ante Ilúvatar y guardaron silencio.
Entonces les dijo:- del tema que os he comunicado, quiero que hagáis, juntos y en armonía, una Gran Música. Y como os he inflamado con la Llama Imperecedera, mostrareis vuestros poderes en el adorno de este tema mismo, cada cual con sus propios pensamientos y recursos, si asi le place. Pero yo me sentaré y escucharé, y será de mi agrado que por medio de vosotros una gran belleza despierte en canción.

Entonces las voces de los Ainur, como de arpas y laúdes, pífinos y trompetas, violas y órganos, y como de coros incontables que cantan con palabras, empezaron a convertir el tema de Ilúvatar en una gran música; y un sonido se elevó de innumerables melodias alternadas, entretejidas en una armonia que iba más allá del oido hasta las profundidades y las alturas, rebosando los espacios de la morada de Ilúvatar; y al fin la música y el eco de la música desbordaron volcandose en el Vacio, y ya no hubo vacío. nunca desde entonces hicieron los Ainur una música como ésta aunque se ha dicho que los coros de los Ainur y los Hijos de Ilúvatar haán ante él una música todavia más grande, despues del fin de los días.


El Silmarillion
autor JRR Tolkien







---
"Si he durado en la escena, es xq me mantuve alejado de la gente enferma"(Ronnie James Dio)
- Y dice que yo soy el loco-
16/7/2009, 5:45 Link to this post Enviar Email   Enviar Mensaje
 
stillofthenight Profile
Live feed
Blog
Friends
Miscellaneous info

Administrador Púrpura

Registrado en: 09-2003
Mensajes: 11680
Replicar  Citar
Re: Introducciones de Obras Literarias


Los felicito por sus aportes, adoro los tres libros citados. Muy buena la traducción de Rimbaud, José Luis, aunque a este autor en particular, es fundamental leerlo en francés, por ese ritmo y cadencia tan especial que tiene.

El inicio del Nombre de la Rosa es un clásico. Es extremadamente borgeano, eso sí, es evidente que Eco le está rindiendo tributo a su ídolo argentino (bueno, eso queda más en evidencia con su malévolo monje bibliotecario ciego, "Jorge de Burgos". Más claro echarle agua ;-)

El inicio del Silmarillion es notable. Recuerdo haberlo incluido en una tesina que hice cuando estudiaba Literatura, que trataba sobre una santa alemana que descibía a partir de sus visiones, la historia de la humanidad y el fin de los tiempos como una gran sinfonía, con distintos coros en polifonía, actuando simultáneamente. Esta verdadera ópera inlcuía entre los cantantes a ángeles, demonios, justos y pecadores, etc. No es muy frecuente ver tanto protagonismo de la música en cualquier tipo de teología, y es eso lo que acerca a Hildegard de Bingen con JRR Tolkien.

La propuesta de Tolkien de creación de mundo a través de la música de los Ainur, que en algún momento entra en pugna con las cacofonías de Melkor, es realmente preciosa. Sobre todo cuando Ilúvatar le pide a sus Ainur que vean la música que han creado, que no es otra cosa que Arda, el mundo. Lo bonito es que esta sinfonía representa toda la historia de la humanidad, ejecutada en ese momento por los Ainur, pero con una proyección eterna. Realmente una figura asombrosa y con mucha fuerza, esto de poder imaginar a la música cobrando la forma de la creación. ALUCINANTE.

Editado por stillofthenight, 24/7/2009, 22:27
24/7/2009, 22:26 Link to this post Enviar Email   Enviar Mensaje
 
ritchierod Profile
Live feed
Blog
Friends
Miscellaneous info

Gran Magistrado Púrpura

Registrado en: 03-2004
Mensajes: 7337
Replicar  Citar
Re: Introducciones de Obras Literarias


La revolución Rusa narrada como espectador periodístico por el norteamericano John Reed muerto y casi olvidado poco tiempo después en 1920.

«Este libro es un trozo de historia condensado tal como yo la vi. No pretende ser más que un detallado relato de la Revolución de Octubre en que los bolcheviques, al frente de los obreros y soldados, conquistaron el poder del Estado en Rusia y lo entregaron a los soviets.»

John Reed, que procedía de una familia de clase acomodada, desde sus tiempos de estudiante en la Universidad de Harvard luchó contra las injusticias sociales. Fue cronista insuperable de dos revoluciones (la mexicana y la rusa) y paladín de las huelgas y sublevaciones de los obreros norteamericanos. Esta obra constituye una fuente imprescindible para aproximarse de primera mano a uno de los acontecimientos de mayor trascendencia social de la historia.

 Obra literaria narrativa (realista).

Diez días que estremecieron al mundo

CAPÍTULO I
LOS ORÍGENES

Hacia finales de septiembre de 1917, vino a verme en Petrogrado un profesor de sociología extranjero que visitaba Rusia. Algunos intelectuales y hombres de negocios le habían dicho que la revolución estaba declinando. Después de expresar esta opinión en un artículo, se dedicó a recorrer el país, visitando algunas ciudades industriales y «comunas» campesinas, donde, con gran asombro suyo, creyó percibir que la revolución iba desarrollándose. Corrientemente, escuchaba entre los trabajadores de las ciudades y del campo la consigna de reivindicar «la tierra para los campesinos, las fábricas para los obreros». Si el profesor hubiese visitado el frente, habría comprobado que el ejército entero no hablaba más que de paz.

El profesor sentía gran desconcierto: se había equivocado. Las dos observaciones eran exactas: las clases poseedoras se hacían cada vez más conservadoras; las masas populares, cada vez más radicales...


Diez días que estremecieron al mundo (John Reed) e-book

Image
John Silas Reed (Portland, Oregón, 22 de octubre de 1887 - Moscú, 19 de octubre de 1920), periodista y dirigente obrero estadounidense.
Pertenecía a una familia burguesa. Su padre, existoso hombre de negocios, se enfrentó a la corrupción existente en la industria maderera de Oregón. Su madre pertenecía a una familia que había hecho fortuna en la industria del arrabio, era conservadora e intentó imponer su visión a su hijo.
Estudió en la Universidad Harvard. En 1913 comenzó a trabajar para el periódico radical The Masses. En 1911, como corresponsal de guerra del Metropolitan Magazine, llegó a México donde sus entrevistas y reportajes sobre la Revolución tuvieron un gran éxito.
John Reed acompañó a Pancho Villa en sus ataques por el norte de México, convivió con los soldados y conoció a Venustiano Carranza, presidente de este país. Todas sus impresiones sobre la Revolución Mexicana las recogió en un libro titulado "México insurgente".
También escribió sobre las huelgas de los mineros de Colorado, Estados Unidos en 1914. Al estallar la I Guerra Mundial, volvió a trabajar como corresponsal de guerra, y escribió en 1916 "La guerra en el este de Europa".
Cubriendo la I Guerra Mundial llegó a Rusia, que estaba en plena efervescencia revolucionaria. Conoció a Lenin, y estuvo presente en la capital San Petersburgo durante las jornadas de octubre-noviembre de 1917 en las que tuvo lugar el II Congreso de los Soviets de Obreros, Soldados y Campesinos de toda Rusia y durante las semanas posteriores en que el congreso, liderado por el Partido Socialdemócrata Obrero de Rusia (bolchevique) acordó la toma del poder bajo el programa básico de conseguir una paz justa e inmediata, el control obrero de la industria y la reforma agraria en el campo.
Reed, acreditado como periodista, hizo un seguimiento diario del proceso revolucionario, asistiendo a las multitudinarias asambleas y a las reuniones de todas las facciones enfrentadas, entrevistando a los principales dirigentes del momento, e hizo una crónica diaria de la Revolución de Octubre. Este relato de primera mano con los detalles y el día a día de la revolución bolchevique quedó plasmado en su obra más famosa, "Diez días que estremecieron el mundo", publicada en 1919.
A su regreso a Estados Unidos, Reed, junto con otros miembros, fue expulsado del Congreso Socialista Nacional de agosto de 1919. El grupo disidente formó el Partido Comunista de Estados Unidos. Acusado de espionaje, Reed escapó a la Unión Soviética, donde murió atacado por el tífus, y fue enterrado en el Kremlin, junto con otros líderes bolcheviques. Antes de morir, Reed trabajaba en el libro De Kornilov a Brest-Litovsk y hace varias referencias a este en su anterior libro de la revolución rusa. También se convirtió en un héroe en los círculos intelectuales radicales de Estados Unidos.
Bibliografía :
México Insurgente: La Revolución De 1910
Los Soviets en acción.
Diez días que estremecieron al mundo.
La gran guerra en Europa Oriental.
Películas [editar]

La película REDS (Rojos) está basada en su vida y su obra. Se estrenó en el año 1981, fue dirigida, producida, escrita y protagonizada por Warren Beatty.

Image
Perdonen por lo extenso, si es que alguien se dió el tiempo de leer todo esto, pero este hombre me merece el mayor de mis respetos.

 


Editado por ritchierod, 25/7/2009, 4:03


---
Es que no me gusta ser sereno y calmado ! Me gusta ser mañero, difícil y terco. Es como soy yo, está en mi sangre y no voy a cambiar. Al que no le guste que se joda, porque asi seguiré siempre. (Ritchie Blackmore)
25/7/2009, 3:52 Link to this post Enviar Email   Enviar Mensaje
 
stillofthenight Profile
Live feed
Blog
Friends
Miscellaneous info

Administrador Púrpura

Registrado en: 09-2003
Mensajes: 11680
Replicar  Citar
Re: Introducciones de Obras Literarias


John Reeves, el padre del periodismo de trinchera. Lo investigué para mi tesis de Periodismo, el tío este fue un aventurero como pocos. :d/2:
26/7/2009, 0:58 Link to this post Enviar Email   Enviar Mensaje
 
BatiCain9 Profile
Live feed
Blog
Friends
Miscellaneous info

Highway Star

Registrado en: 05-2006
Mensajes: 2065
Replicar  Citar
Re: Introducciones de Obras Literarias


Ya esta. Seria inutil ahora cualquier protesta, cualquier intencion de volverme atras. Me he despojado del Hamlet privado que em ha perseguido durante cuarenta minutos, de los monologos con lo mejor de mi mismo, me he transformado en un ser neutro, algo fuera de este mundo de calculos utilitarios y mezquinos y he mantenido una conversacion intima con Dios y he tenido por un momento, la sensacion de ser el elegido, el que todo lo sabe, no la chispa divina sino el incendio devastador, la hecatombe flamigera de Dios.
Ahora solo queda, si, la larga espera con el sinsabor de la derrota desplazando al caramelo del exito, ambos premonizados, queriendo anticiparse mutuamente, sin saber si tengo hambre o no, sin saber si he comido o no, sin saber que temperatura hay, sin que la humedad trascienda. El tiempo tambien se ha detenido y el espacio ha dejado de tener significacion. La nada asume formas, una niebla desconocida se enseñorea conmigo, solo conmigo, y el universo se refunde total y definitivo dentro del ambito timidamente sucio del bolsillo derecho de mi pantalon en un papelito azul, doblado en cuatro, donde mi dedo indice acaricia un numero que no veo pero adivino, mientras el sacerdote pronuncia las anteultimas palabras del ritual, faltan cinco minutos para cerrar el sport, cinco minutos para que todo el mundo se despoje de su alma y luego quiera mostrarla, celeste y orgullosa, o tirarla a los perros.

Genial relato que describe las sensaciones de un tipo que tiene una fija para una carrera de caballos en el hipodromo.

SI VIENE EL CINCO-BERNARDO JOBSON

---
• “ Dios nos dio familiares..... gracias a dios que podemos elegir nuestros amigos"

27/8/2009, 12:08 Link to this post Enviar Email   Enviar Mensaje
 


Responder

Páginas:  1  2 





Aún no has ingresado tu clave (Login)
free web hit counter
Estadisticas Gratis